Cómo purgar un termotanque

Pasos para realizar el pugado manualmente de tu termotanque y video explicativo.

El problema más común cuando nos quedamos sin agua en nuestro hogar es porque el termotanque no puede cargar por falta de presión de agua. Pero al restituirse la misma, nos encontramos con otro inconveniente que impide la carga: la cañería ha quedado con aire y ésta bloquea haciendo una contrapresión en la entrada del servicio de agua corriente de la vía pública.

Una forma muy sencilla de saberlo, es si al abrir la canilla notamos que sale aire. La causa de este problema suele ser por la entrada de aire cuando el tanque principal del edificio o del hogar se ha vaciado enviando aire por las cañerías.
Para purgar el termotanque será necesario:

  1. Revisar el manual del equipo, en el apartado que menciona la ubicación de la válvula de seguridad.
  2. Liberar el aire desde la válvula de seguridad del termotanque.
  3. Abrir la llave de paso del agua para que pueda pasar por el termotanque y purgar el excedente de aire.
  4. Observar que salgan burbujas junto con el agua corriente.
  5. Repetir este procedimiento hasta dejar de notar las burbujas de aire que brotan del agua que aflora por la válvula.
  6. Restaurar la válvula a su posición original añadiendo teflón de alta densidad si lo requiera.
  7. Abrir los grifos de todas las canillas del hogar.
  8. Puede llegar a oirse desde los grillos de lavatorio ruidos extraños, éstos no son fantasmas…estamos en presencia de el elemento aire atrapado por las cañerías.
  9. Repetir este procedimiento hasta que noten que ya no sale aire por las cañerías.
  10. En ese entonces, podremos notar que comienza a salir agua. Dejar correr durante 5 minutos en cada grifo para que se limpien todas las impurezas arrastradas por el primer flujo de agua. No beber el agua inmediatamente, hasta que podamos testear su transparencia en un vaso de vidrio transparente.

COMO PURGAR EL TERMOTANQUE

Otra posibilidad de solución en el purgado es encontrarse con la canilla de purga tapada.

En este caso es necesario:

  1. Apagar el termotanque.
  2. Cerrar las llaves de paso de alimentación de agua corriente y gas.
  3. Desarmar la canilla del termotanque.

Para desarmar la canilla, por lo general se resuelve con un tirón fuerte hacia atrás para quitar el cobertor plástico.

Luego realizar los siguientes pasos:

  1. Desenrroscar con llave inglesa, la turca de mayor diámetro en sentido antihorario.
  2. Nos encontraremos con el causante del problema, un enorme tapón de suciedad o sarro. Pueden eliminarlo con un elemento punzante como puede ser un destornillador.
  3. Volver a colocar la canilla con teflón de alta densidad.
  4. Volver a llenar el agua del termotanque, abriendo la llave de paso.
  5. Purgar el aire atrapado con los 10 pasos anteriores.
  6. Llenar nuevamente el tanque de agua y abrir la llave de gas. O sea abrir ambas llaves de paso.
  7. Esperar que cobre cierta presión para probar en los grifos la salida normal de presión de agua.

 

Todos estos pasos son seguros y efectivos cuando los realiza un plomero o experto en climatización. El termotanque es un equipo que además de conectar el tanque principal con las canillas de consumo, otorga temperatura al agua corriente. Para ello, utiliza gas natural. Por ese motivo, es necesario que el service de calderas o de termotanques sea experto y cuente con herramientas profesionales para no dañar el equipo y para que estés tranquilo en la solución alcanzada.

Estos pasos presentados son propuestas pueden no ser la mejor solución a tu inconveniente, de todas formas creemos que es importante compartir algunas de las posibilidades para que vuelvas a contar con tu termotanque funcionando.